Seleccionar página

Alejarse de nuestro estilo de vida urbano. Enfrentarse al cambio de paradigma económico. Emprender proyectos sostenibles. Buscar la autosuficiencia. Autoformarse y realizarse. Tocar la tierra y acercarse a la naturaleza. Transitar hacia una vida más rural. Estos y muchos más motivos son los que nos generan la necesidad de bioconstruir una casa en el campo.

El objetivo es muy prometedor pero ¿Sabemos por dónde empezar? ¿Qué materiales son más sencillos para la autoconstrucción? ¿A quién podemos pedir ayuda? ¿Qué legislación me afecta?

Intentaremos darte un par de nociones e ideas para orientarte en la resolución de problemas ya que enfrentarse a una obra puede llegar a ser muy desmoralizante cuando estos se presentan. No dudes en pedirnos ayuda.

Comienza midiendo tus fuerzas. Visualiza a lo que te vas a enfrentar. Por la red circulan muchas bibliotecas virtuales, empápate con manuales, acude a cursos y talleres, si tu economía no te lo permite puedes asistir a voluntariados donde deberían ofrecerte comida, alojamiento, un fuerte abrazo y quizás hasta ayudarte con el transporte para, de esta manera, adquirir los conocimientos necesarios.

En Baubab podrás encontrar información sobre nuestros talleres, subscribirte a nuestro blog o buscarnos en Facebook, llegada la época estival podrás ver anunciadas las fechas y cómo subscribirte.

Si la decisión de construir ya está tomada solo queda buscar el terreno. Según la Ley de Suelo estatal solo puedes construir en terreno urbanizable, si estás considerando hacerlo en finca rústica la construcción será alegal y será tu conciencia la que decida si moralmente es correcto. Al construir en rústico puedes ser denunciado, multado y/o tener que demoler tu casa. Si optas por esta opción será tu responsabilidad.

Es posible que te estés preguntando: Cuando voy al campo veo casas en cualquier parte y fuera de terreno urbanizable ¿Son ilegales? Las respuestas son numerosas, las leyes las redactan políticos y abogados y como bien sabemos “hecha la ley, hecha la trampa”. La casa que ves desde la carretera quizás no esté registrada como casa, sino omo casa de aperos, establo, gallinero, avistadero de aves, refugio o simplemente es alegal.

Existen municipios donde afloran este tipo de construcciones en terrenos rústicos. Esto se debe a ciertas causas. Es posible que durante décadas el ayuntamiento hubiese “hecho la vista gorda” debido a una repercusión positiva en las empresas de construcción en la zona, además la mayoría de alcaldes y concejales suelen ser constructores y no médicos o maestros precisamente. Esto ha provocado una situación muy incómoda en la actualidad, ya que si el ayuntamiento decide denunciar a los propietarios para que se ejecuten demoliciones, es posible que muchos se declaren insolventes o que la finca ya no tenga unos propietarios identificados por defunciones o herencias y entonces el ayuntamiento debe asumir el coste. También se aumentarían las costas judiciales, convirtiendo estos trámites en inviables para las arcas de los municipios, vacías actualmente ante la falta de contribuyentes debido al éxodo rural.

Otro motivo es el de las amenazas, celos y conflictos vecinales. Un vecino denuncia a otro, se sentencia demolición. Entonces el afectado denuncia al familiar o amigo del demandante y así sucesivamente, afectando a más implicados. Por lo que al final no se hace ninguna denuncia.

Queremos aclarar que cada municipio es un mundo diferente y que si construyes alegalmente puedes enfrentarte a sanciones y demoliciones, no importa lo que los vecinos hagan, lo que tú haces es tu responsabilidad. Además no sólo los ayuntamientos pueden pararte la obra o tumbártela, Medio Ámbiente, Seprona, Comunidad Autónoma… etc. También tienen las competencias para intervenir y denunciar.

Comentando las leyes un poco por encima ya hemos mencionado la Ley de Suelo estatal que distingue entre terrenos urbanizables y fincas rústicas. Tendrás que estudiar con lupa la ley de suelo de tu C.A. y la de tu municipio para ver que opciones tienes. Veamos por ejemplo que ocurre en la C. M.

Empezamos con la Ley de Sustentabilidad de Vivienda en el medio rural. Si dispones de más de 6 hectáreas estás de suerte, podrás construir en ecológico hasta un 1,5% del terrero sin ningún dolor de cabeza, no importa si es “no urbanizable”, el único inconveniente será el precio si no dispones del terreno.

Si habías pensado pedir la calificación del terreno para hacer una casa de aperos de labranza tendrás que justificar que puedes llevar a cabo la actividad agrícola y según su extensión en este punto se complica la cosa. Según el artículo 2 de la L.S. de la CM necesitas mínimo 0,75 h. de cultivo en regadío para construir, 3h. en secano y 30h. en monte. Si no dispones de tanto terreno hay una excepción para unidades que superan los 2.000 m2 donde se pueden llevar a cabo actividades diferentes a la agricultura tales como la ganadería o similares y podrás construir hasta un 1% del terreno. Queremos decir con esto que si en la C.M. pides los permisos correspondientes para construir un establo en una finca rústica de 5000m2 estarías en tu derecho de hacerlo.

Recordamos que fuera de terreno no urbanizable no se puede realizar la construcción destinada a vivienda y repetimos que es tu responsabilidad si construyes una casa de aperos, gallinero o establo y dentro viven personas.

Otros municipios y Comunidades Autónomas en el estado regulan de diferente manera su suelo, por lo que debes estar atento y si te surgen dudas acudir a al ayuntamiento y solicitar una entrevista con el arquitecto municipal.

En muchos ayuntamientos puedes empezar a construir antes de tener la aprobación de la C. A. simplemente mostrando que estos permisos están en trámite ya que pueden demorarse de 9 a 12 meses. Entre la documentación mínima a presentar estarán el anteproyecto y 6 copias del proyecto que se reenviarán a diferentes órganos de la administración. Pregunta en el ayuntamiento por la documentación adicional y un permiso de obra temporal para comenzar a construir.

Si terminas de construir durante este permiso temporal de obra y finalmente te rechazan el proyecto podrían ocurrir varias cosas; que tengas que demoler tu construcción y/o pagar una sanción. Si solo fuese esta última tampoco sería una mala noticia si la multa no es muy alta y no ordenan demolición. También puede ocurrir un silencio administrativo por parte de la C.A. ante tu proyecto, mientras la respuesta se retrase o i no llega nunca no te podrán multar ni demoler la construcción.IMG_0061

Otra de las tareas importantes antes de comprar un terreno es consultar en el catastro los detalles de la finca urbana o rústica. Comprueba la extensión, lindes y a que finalidad se puede dedicar (urbana, comercial, industrial, regadío, secano, monte, etc.). Comprueba en Hacienda si la finca tiene cargas contributivas impagadas, ya que las deudas las adquirirías también. Normalmente los notarios incluyen esta gestión entre sus servicios, así que habría que mencionárselo.

Una vez en búsqueda una advertencia; Ver una finca puede resultar muy insatisfactorio, es posible que haya basura, mucha vegetación, estar muy inclinada, etc. Es como ver un piso antiguo que necesita una gran reforma, no te desmoralices, tienes que poner mucha imaginación y valorar las posibilidades de diseño que ofrece. Puedes hacer la visita con un zahorí o un pocero en caso que no haya agua. Algunos poceros hacen la visita gratis, además ellos mismos te pueden hacer la excavación que necesites, tanto para aplanar el terreno como para los cimientos.

Si quieres disfrutar de tu finca antes de la construcción y quieres estacionar una caravana o mobile-home pregunta en tu ayuntamiento si necesitas algún permiso ya que la L.S. estatal no menciona nada al respecto sobre algo que se sostenga sobre ruedas. Probablemente no tendrás problemas, pero recuerda que es un vehículo y no una vivienda y en el Estado Español sus habitantes deben vivir en viviendas por lo que nunca te podrías registrar en ella como domicilio.

En caso de querer usar tu propia tierra puedes consultar en este blog si es válida para la construcción. Visita el artículo “Qué hacemos con la tierra en la finca Miraflores”. Además en Baubab te podemos ayudar con tus anteproyectos y proyectos, asesoramiento constructivo y ayuda para organizar talleres y/o voluntariados.

Nunca dejes de formarte, de compartir información, de ayudar a los demás para que podamos seguir soñando y construyendo un mundo más respetuoso con nuestro entorno.

Apúntate a nuestra lista de correo para no perderte ninguna de nuestras novedades, talleres y noticias.

Te has suscrito correctamente a nuestra lista de correo

No te pierdas nada de Baubab

Únete a nuestra lista de correo para que te podamos informar de todas nuestras actividades, talleres y noticias

Te has unido correctamente a nuestra lista de correo. Gracias.