Seleccionar página

El primer consejo que os queremos dar es tan sencillo que muchas veces pasa desapercibido. Tan simple que incluso los mejores expertos en ocasiones lo saltan por encima sin verlo, tan básico que quizás no os hayáis dado cuenta, pero para el ahorro energético es básico darse cuenta de que:

EN INVIERNO HACE FRÍO

Y esto es algo normal, es así. Hace frío. No nos gusta, porque es mucho más cómodo y agradable andar en manga corta que ponerse ese pijama gordito con la bata encima y las zapatillas horribles de cuadros. Nos encanta la primavera con esa temperatura tan maravillosa de ni mucho calor ni mucho frío, pero eso ya llegará. Ahora estamos en invierno y en invierno HACE FRÍO. Cuanto antes aceptemos esta realidad, y dejemos de pretender que en nuestro salón se esté como en Sevilla en Agosto, antes podremos empezar a ahorrar energía en casa.

Me gustaría empezar hablando de qué es el calor. El calor es energía que se transmite entre cuerpos con diferente temperatura. Podríamos decir que los cuerpos calientes tienen mucha energía y los fríos poca, como la Naturaleza tiende a funcionar generosamente los cuerpos con mucha energía la regalan a los que tienen poca, y a este acto de generosidad es a lo que llamamos calor.

ahorro-energiaEn qué consistirán la mayoría de los trucos que os vamos a proponer, en ponerle trabas a tanta generosidad. El ambiente calentito de casa, con sus 21 graditos, está deseando regalar toda esa energía a la calle donde está nevando a -2º. Pero eso a nosotros no nos interesa, porque sí ese calor se nos escapa, significa que lo vamos a tener que volver a generar, y eso implica gastar energía y finalmente gastar euros. Esta tendencia será mayor cuando más grande sea la diferencia de temperatura. Esto quiere decir que si tenemos la casa a 32º será más difícil aislar que si tenemos la casa a 21º.

Hablemos de trucos que todos podemos hacer en casa y que nos reduzcan el gasto energético.

  • Aislamientos: Todo aquello que contribuya a que el calor no se escape de casa será bienvenido.
    • Ponerse ropa de abrigo. Bata, calcetines, ropa…. No sé si ya he comentado que en invierno HACE FRÍO. No hay nada que ayude más a ahorrar en calefacción en casa que ponerse otro jersey o una bata, ya que nos permitirá estar agusto con un ambiente un poco más frío en casa, lo que además es beneficioso para el sueño y para la salud. Los cambios bruscos de temperatura por calefacciones fuertes y frío en el exterior son garantía de constipado.
    • Edredón plumas, sábanas franela: Permiten que podamos dormir con la calefacción apagada y calentitos.
    • Cortinas gordas, de lana o con muletón. El punto por donde más se escapa el calor son las ventanas. Una buena cortina puede ayudar a evitar que el calor escape. Importante que llegue al suelo para que el calor no se escape por detrás de la cortina
    • Paredes revocadas con paja o con periódico. En caso de paredes sin aislamiento puede ser una solución sencilla.
    • Aislar vidrios por los costados y el mismo vidrio con plástico de burbujas. Una solución casera para dar aislamiento a las ventanas y romper el puente térmico.
    • Debajo de las alfombras papel de periódico. Puede ayudar a aislar suelos demasiado fríos. De hecho si tenéis un suelo de baldosa, las alfombras pueden ayudar y mucho a que el frío no se escape por ahí.
    • Colocar plancha aislante multicapas detrás del radiador: Parte del calor que emiten los radiadores es por radiación, y puesto que están colocados sobre la pared. Parte de este calor se utilizará para calentar la pared. Esto es un desperdicio inútil, pero se puede solucionar muy fácilmente si colocamos aislante multicapas por detrás. Se vende en casi todos los centros de construcción. Es barato y refleja el calor hacia la estancia que es lo que realmente queremos tener caliente. Si no el papel de aluminio puede ser una solución alternativa
    • Envolver cañerías con coquillas donde pasan por el exterior. Así evitamos que el agua que hemos calentado se enfríe y la caldera tenga que trabajar más.
  • Evitar las corrientes de aire: Si tenemos una corriente de aire frío que nos entra de la calle vamos a estar fríos en casa, de la misma manera que un jersey gordo no aisla en un día de mucho viento.
    • Burletes en las ventanas y telas debajo de las puertas. Para evitar corrientes
    • Ventilar con todas las ventanas abiertas 3 minutos con ventilación cruzada. La ventilación en casa es básica porque al respirar emitimos CO2 al ambiente y consumimos O2. Aún así cada vez que abrimos una ventana el calor se nos va a escapar, por eso hay que renovar todo el aire de la casa lo más rápido posible, y la mejor manera es con ventilación cruzada. Abrir ventanas opuestas y dejarlas abiertas poco tiempo. 4-5 min es más que suficiente.
  • Calentar exclusivamente los sitios que te hagan falta: No necesitamos calentar toda la casa, si tenemos un trastero, o un cuarto de la plancha, no necesitamos calefactarlo. Lo que necesitamos es estar calentitos nosotros, porque a la casa realmente le da igual la temperatura.
    • Calentar la cama en lugar del dormitorio: Hay mil trucos para calentar las sábanas antes de irse a dormir
      • Manta eléctrica, 5 minutitos antes de dormir
      • Bolsas de agua.
      • Calentar la cama con un secador.
      • Calentar al microondas un saco arroz.
    • Braserito. Es un truco que usaban nuestras abuelas.
    • Cortinas o puertas para separar ambientes. Si vamos a calentar unas partes de la casa y otras no, habrá corrientes entre las zonas calientes a las frías, la mejor manera de evitarlo es colocar separaciones.
    • En habitaciones que no se usen cerrar puerta y apagar la calefacción
    • Velas aparte de dar luz, calientan
    • Muros trombe. Se pueden poner si eres un poco artista. El muro trombe es un invento que aprovecha la inercia térmica para dar calor. Tienen que ser elementos con mucha inercia, es decir muy pesados, si están pintados de negro mejor. Si los colocamos en algún sitio donde le dé el sol durante el día. Por la noche estarán calentitos.
  • Buenas costumbres
    • Temperatura ideal 20ºC más que suficiente
    • Comidas calientes. Sopa y calcetines
    • Aprovechar energía solar. De día abrir persianas y cortinas para coger toda la energía del sol, y por la nochegatos cerrar las persianas para evitar que se nos escape.
    • Aprovechar calores residuales de otras actividades como cocinar o ducharse.
      • Si después de ducharse abrimos la puerta y dejamos salir el vapor, este ayudará a calentar la casa.
    • Hacer ejercicio: Somos animales de sangre caliente capaz de generar nuestro calor interior. Cuanto más nos movamos más calor generaremos.
    • Mascotas o parejas: Qué bonito es el amor, y en invierno más, que da calorcito.
    • Purgar radiadores y limpiar filtros del aire.

Este artículo es un fragmento de la charla que dio Baubab Bioconstrucción el pasado miércoles 25 de Febrero de 2015 a las 19:30 en el Centro Comunitario Casino de la Reina de Lavapies en Madrid.

Y tú ¿Qué trucos utilizas para ahorrar energía? Compártelos en los comentarios.

Apúntate a nuestra lista de correo para no perderte ninguna de nuestras novedades, talleres y noticias.

Te has suscrito correctamente a nuestra lista de correo

No te pierdas nada de Baubab

Únete a nuestra lista de correo para que te podamos informar de todas nuestras actividades, talleres y noticias

Te has unido correctamente a nuestra lista de correo. Gracias.